k.i.s.s.

“En la década de los 60 del pasado siglo, los ingenieros de la Nasa a cargo del proyecto Apolo acuñaron el principio KISS. En un principio, era formulado como ‘Keep It Small and Simple‘ (‘mantenlo pequeño y simple’) y hacía referencia a la recomendación de diseñar y construir todos los dispositivos de la misión utilizando técnicas y componentes sencillos y comprensibles, de tal manera que sus errores pudieran ser fácilmente detectados y solventados.

De ahí pasó a otros campos, como la ingeniería informática, y fue variando ligeramente su formulación: ‘Keep It Simple, Stupid‘,  ‘Keep it Short and Simple‘, pero siempre con el mismo principio de simplicidad en mente.”

CURTO, Víctor; REY, Juan i SABATÉ, Joan (2010): Redacción publicitaria, UOC, Barcelona, pp.166

Anuncios