sociedad on-line

The revolution will not be televised” se decía en los Estados Unidos de los años ´60. La transición del comunismo a la democracia con la culminación de la caída del muro de Berlín en 1989 fue tal vez la única excepción a esta regla, hasta que el internet se volvió móvil a través de las pantallas negras de los smartphones y los tablets.

Las redes sociales hicieron justicia a su nombre y demostraron una gran potencia de organización y reorganización de una sociedad virtual cada vez más fuerte y con más impacto en la sociedad off-line. Movimientos como la Primavera Árabe, el Occupy Wall Street y el 15M posiblemente no hubieran tenido el mismo éxito, la misma repercusión social de no haber sido apoyados y viralizados por la sociedad on-line. La revolución de la sociedad sigue sin ser televisada, pero tampoco le hace falta. La revolución está siendo bitificada. 

Páginas como change.org o avaaz.org representan autenticas comunidades virtuales donde los ciudadanos se movilizan, se hacen oír su voz exigiendo cambios en el “mundo real”. Aunque llegado a este punto creo que ya podemos empezar a preguntarnos si realmente existe una separación entre los dos mundos, hasta que punto convergen y hacía donde nos llevan, como sociedad.

Rompiendo con la visión utópica de las acciones sociales on-line, a pesar de ser gran defensor de ellas, tengo que hacer hincapié en la cuestión ética. Los atentados del Maratón de Boston volvieron a demostrar el poder de la sociedad virtual. Foros, redes sociales, comunidades enteras se volcaron en investigar los sucesos intentando identificar a los culpables. A través de imágenes que testigos grabaron con sus dispositivos digitales, de forma paralela a las investigaciones “oficiales”, se buscaban los sospechosos. Destacable sobre todo el trabajo realizado por 4chan, una de las comunidades más activas en la Web, que a través de su ThinkTank realizó un trabajo exhaustivo.

Pero la exaltación se convirtió en una caza de brujas cuando personas inocentes fueron acusadas y su seguridad se vio amenazada. Sunil Tripathi, un chico de 22 años acabo convirtiéndose en tendencia en Twitter y Reddit, un sitio Web de marcadores sociales. Los medios tradicionales se hicieron eco de las acusaciones y la noticia corrió como pólvora. Para cuando se demostró que Sunil Tripathi era inocente ya era demasiado tarde. Su cuerpo sin vida fue recuperado en el río de Rhode Island.

Y para el mea culpa virtual también era demasiado tarde…power-to-the-online-people

artículos relacionados:

Un blog para ‘cazar’ a los sospechosos de los atentados de Boston

Boston: el fracaso de los “detectives de internet”

Aparece muerto un estudiante acusado erróneamente por el atentado de Boston

[Infographic] Power to the People, the Internet People           

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s