el lado oscuro de internet

Google es el gran hermano omnipresente en Bitlandia. Pero hay cosas que hasta a él se le escapan. Una parte de Internet que no puede rastrear. Lejos de lo cotidiano, lo mundano de la sociedad virtual, un territorio digital que se mantiene de manera voluntaria fuera del radar.

La Internet Profunda, o la Deep Web, es un territorio inexplorable. Los motores de búsqueda son incapaces de encontrar o indexar el 95% de la información existente en Internet. Comparable con el Oeste Salvaje, o la Fosa de las Marianas, aquí convergen los mejores hackers y programadores del mundo, con opositores políticos en regímenes dictatoriales, comerciantes de artículos prohibidos y hasta pedófilos. Pero también es donde reposa la información confidencial de los gobiernos de todo el mundo, o donde se encuentran mercados negros online, como Silk Road.

La ruta de seda, Silk Road, es considerado el mayor mercado de drogas en Internet. Todo artículo prohibido, ilegal, desde drogas blandas a drogas fuertes, está a alcance de aquel comprador que se aventura a entrar en este “supermercado”. Creado y administrado por “Dread Pirate Roberts”, el sitio fue lanzado en 2011. Investigaciones recientes apuntan a un volumen de negocio que supera los 22 millones de dólares anuales. La moneda oficial de transacción son los Bitcoins.

Silk Road opera a base de TOR, un software que permite al usuario esconder lo que hace en la Web, las páginas que visita, pero también su ubicación. TOR (The Onion Router) cumple una doble función, esquivar restricciones y evitar ser detectado. El anonimato que ofrece hace que sea una herramienta valiosa para activistas políticos de países con fuerte censura. Fue una de las herramientas virtuales importantes de la primavera árabe en Egipto. Pero TOR también es un arma de doble filo, que facilita la existencia de las redes de pornografía infantil, o mercados negros, como Silk Road.

Las profundidades del Internet permiten escapar al control que se intenta implementar en su superficie. En 2011 la Free Software Foundation galardonó el proyecto TOR como Proyecto de beneficio social por ‘Usando software libre, permitir que más de 36 millones de personas a lo largo del mundo tengan una experiencia de libertad de acceso y de expresión en Internet manteniendo su privacidad y anonimato’.

LA DEEP WEB

Artículos recomendados:

El inmenso océano del Internet profundo

La Deep Web

Understanding the Deep Web

Silk Road: el tráfico de drogas abre su tienda en Internet

Bitcoin, ¿moneda del futuro o fracaso rotundo?

The top seller on the web’s biggest drug marketplace is gone

The Underground Website Where You Can Buy Any Drug Imaginable

Traveling Down the Silk Road to Buy Drugs With Bitcoins

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s