un lindo gatito 2.0

gatitos

La sociedad virtual no sería la misma sin sus mascotas. Y su mascota favorita es el gato. Dicho esto, me retracto enseguida. Llamar a los felinos las “mascotas oficiales” de la Web es un insulto:  reinan Internet y están a la par con los humanos virtuales.

Leí una vez una reflexión interesante, sobre cuanto se parecía la sociedad on-line al antiguo Egipto:

funny-Internet-Egypt-cats

Pero a que se debe esta fascinación, esta rejuvenecida veneración hacia las criaturas ronroneantes?

Según un artículo publicado en Forbes, existe una explicación psicológica para ello. Jordan Shapiro concluye: “the unconscious message might be more profound. They might be about the way humans are like cats. Perhaps we’re collectively celebrating the independence with which our Internet devices allow us to connect to others. The web allows us to be like felines, connecting on our own terms and at our own leisure.”

En 2011, Kate Miltner acabó su máster en el London School of Economics. El tema que escogió para su disertación fue sobre el fenómeno cultural de los LolCats. En aquel entonces, hablar del tema, sobre todo en círculos académicos era más bien un chiste: “Despite their evident impact, LOLCats have been essentially ignored in the academic literature.” En su estudio, Miltner llegó a la conclusión, que “LOLCats […] are a venue through which people express their emotions, connect to their loved ones, and define group identity. This not only gives them value; it makes them important.”

Pero, y si las cosas van más allá? Y si de lo que se trata realmente es sobre los gatos, y no sobre nuestra proyección humana antropomorfizada? Y si los gatos inventaron Internet? Vaya disparate! Pues no del todo…

Nico Varonas, en su divertido artículo Internet y los gatos. ¿De dónde vienen los gatos? formula dos teorías a lo “gallina o huevo”. La más controvertida “con menos adherentes en la comunidad científica pero con millones de escépticos activistas ante una evidente conspiración mundial del positivismo, propone que internet habría sido inventada por los gatos.”  Por supuesto, aclara el autor, no de manera directa, “sino que utilizando como instrumentos a los humanos, que trabajan y construyen un mundo social y tecnológico bajo el efecto de la opresión telepática de sus peludos dominantes que sufren de egolatría y quieren definitivamente conquistar culturalmente a sus dominados.”

Sea lo que fuere, he aqui los personajes principales de nuestra historia: los felinos que cambian el rumbo de nuestras vidas. Apréndete sus nombres: o estás con ellos, o no eres un ciudadano de Bitlandia.

Keyboard Cat

http://en.wikipedia.org/wiki/Keyboard_Cat

Nyan Cat

nyan cat

Grumpy Cat

grumpy cat

Monorail Cat

1monorail cat

I Can Has Cheezburger Cat

1icanhaz

El CandiGato

candigato

Kitty Cat

1kitty-cat-dance

Stalking Cat

stalkingcat

Cual es tu propuesta?

Te ha gustado el tema?

Entonces los siguientes artículos te van a encantar:

The 10 best cats on the internet

Internet y los gatos. ¿De dónde vienen los gatos?

Cats On The Internet: A Psychological Explanation

Un gato se presenta a unas elecciones municipales en México

SRSLY PHENOMENAL: an investigation into the appeal of LOLCATS

Urlesque Announces A Day Without Cats on 9.9.09 

Why Do Cats Run the Internet? A Scientific Explanation

CuantoGato

¿Cuántos perros y gatos hay en Europa?

He aquí tu recompensa por haber llegado hasta aquí: Grumpy Cat tendrá su propia película

grumpy cat tendra su pelicula

we feel fine

wefeelfine

Si hay una cosa que los últimos años ha quedado clara es que el mundo virtual es justamente eso, un mundo, la transposición y proliferación de la sociedad del siglo 21 en un nuevo entorno, el entorno virtual. Aunque datos recientes hayan mostrado que hasta la fecha sólo un tercio de la población terrestre está conectada a Internet (fuente: statista), no cabe duda alguna que nos acercamos con pasos gigantescos hacia una “sociedad humana bitificada”.

“I believe that the internet is becoming a planetary meta-organism, but that it is up to us to guide its evolution, and to shape it into a space we actually want to inhabit — one that can understand and honour both the individual human and the human collective, just like real life does.” (Jonathan Harris en Wired)

En este contexto considero que “We feel fine“, el trabajo de Jonathan Harris y Sep Kamvar es tal vez el mayor estudio antropológico realizado hasta la fecha sobre las emociones de nuestra sociedad tal y como quedan reflejadas en el mundo virtual.

Creada en 2005 y lanzada en 2006, la pagina recoge a diario una media de 15-20 mil nuevos sentimientos/emociones (fuente: wiki). La base de datos catalogaba hasta el año 2009 más de 12 millones de sentimientos (fuente: wired).

wefeelfine-sentence

We feel fine es una base de datos inagotable, un mapamundi de nuestro sentir: una página web interactiva que analiza el Internet cada 10 minutos buscando sentimientos y emociones humanas publicadas en blogs (frases o imágenes), para identificarlos, recogerlos, organizarlos y representarlos de forma visual. La web funciona sólo para textos publicados en inglés (desconozco si existe la intención de ampliar el parámetro a otros idiomas) que contienen las palabras “I feel” o bien “I am feeling“.

Pero lo que realmente transforma esta web en algo excepcional es que permite una segmentación y una búsqueda por indicadores demográficos, tales como edad, género, ubicación geográfica, y hasta relacionarlos con informes del tiempo local (vinculando el clima con las emociones humanas). Estos datos se consiguen gracias a que la mayoría de los blogs siguen un patrón similar de estructura (fuente: nextnode).

“we were able to identify the main reasons why people feel a given way, how given feelings fluctuate over the course of a typical lifetime, how geography affects emotion, how weather affects emotion, how the news affects emotion, how people go from feeling one thing to feeling another, and many other insights too.” (Jonathan Harris en Wired)

wefeelfine1

En un breve ensayo, N. Elizabeth Schlatter realiza algunas observaciones interesantes al analizar los datos obtenidos: una de las emociones más destacables de los jóvenes es la angustia. En ocasiones podemos encontrar un patrón que confirma edad, género y estereotipos sociales. Pero más evidente, según la autora, es el hecho de cómo el proyecto evidencia las limitaciones del idioma (inglés) como medio de expresión (fuente: flowjustflow).

We feel fine siguió una evolución narrativa, dando lugar a un libro en 2009 y a varias exposiciones, la más reciente en el Design Museum Holon (2012-2013).

Espero que este artículo os haya emocionado lo suficiente como para querer descubrir más tanto sobre los autores, como sobre la página web. Yo a veces navego por ella, curioseando, descubriendo sentimientos, emociones, viendo lo pequeño que es realmente nuestro mundo y cuántas cosas compartimos.

He aquí mi humilde aportación al universo we feel fine:
” I feel that when i smile at the universe, the universe smiles back at me. I will never keep on smiling at it.”

Agradecimientos
Carlos Alberto Scolari  (por haberme  enseñado esta página) 
Aaron Calatayud (por ser mi corrector oficial)    
Web-O-Graphy 
The sum of all emotions: Jonathan Harris Q&A. Culture 02. Dec.09 by Maria Popova
http://www.wired.co.uk/news/archive/2009-12/02/the-sum-of-all-emotions-jonathan-harris-qa
Flow, just flow: variations on a theme – Jonathan Harris and Sep Kamvar 
http://www.flowjustflow.com/2013/01/29/jonathan-harris-and-sep-kamvar/
http://nextnode.net/sites/emst/wp/?p=17
http://99u.com/articles/5604/jonathan-harris-we-feel-fine
http://www.number27.org/
http://www.kamvar.org/
http://en.wikipedia.org/wiki/We_Feel_Fine
http://www.wefeelfine.org/
http://www.flowjustflow.com/2013/01/29/jonathan-harris-and-sep-kamvar/
book: http://designnotes.info/?p=1963
exhibition: http://www.dmh.org.il/pages/default.aspx?PageId=285&catid=-1#anchor_gallery
http://www.statista.com/topics/1145/internet-usage-worldwide/chart/1048/global-internet-penetration-in-2012/

we-feel-fine-1024x545

campañas publicitarias

La publicidad es como aquel acosador, del que no hay forma de huir. Nos persigue, nos invade, nos observa, esta por todas partes. Ha cambiado nuestra forma de vivir, de pensar y de expresarnos. Pero no siempre es mala la publicidad. Y no siempre es publicidad la que acaba siéndolo. A veces, siquiera nos damos cuenta de que nos están “vendiendo” un producto, un concepto, una idea. He aquí cinco ejemplos de lo que considero algunas de las mejores campañas “publicitarias” jamás realizadas.  Advertencia: contenido muy subjetivo.

     La guerra de los mundos

En 1938, Orson Welles en colaboración con el Teatro Mercurio adaptó a un guión de radio para la CBS la novela de ciencia ficción La Guerra de los Mundos de H. G. Wells. La historia, narrada en forma de noticiario, provocó el pánico a escala nacional en Estados Unidos, los oyentes llegaron a pensar que los hechos relatados eran reales. La histeria colectiva que se formó, (además de mostrar el poder que los medios de comunicación tienen) catapultó a la cima la carrera de Orson Welles y convirtió la novela de H. G. Wells en una de las más conocidas y comentadas de la historia (¿quién no ha oído de La guerra de los mundos, y no sabe de que trata?). Una campaña publicitaria de escala internacional (sin haber sido contemplada como tal), que perdura en el tiempo.

     Sígueme

En la Grecia Antigua, las meretrices, vestidas con atuendos de colores vivos (distintos de su profesión), caminaban con unas sandalias cuyas suelas imprimían en el polvo de las calles la palabra “sígueme”. Sánchez Guzmán, en Breve historia de publicidad reproduce el ejemplo de M. Galliot de un vaso griego sobre cual aparece esta práctica “yang” muy adelantada a nuestros tiempos, de una notoriedad difícilmente alcanzable hoy en día: publicidad efímera.

     La Biblia

Podemos considerar la Biblia como una de las mejores campañas de Relaciones Públicas jamás hechas (para la iglesia, o la religión en general). De hecho me atrevería, en términos publicitarios, decir, que es una campaña pull pionera y de las mejor ejecutadas de la historia. El equilibrio perfecto entre yin y yang, el cumplimiento a raja tabla de las 22 leyes del marketing.

     Jabón Woodbury

El concepto “sexo vende” es utilizado por primera vez en 1911 en los anuncios de jabones de Woodbury realizados por la agencia J. Walter Thompson: “A Skin You Love to Touch” (campaña elaborada por una de las mujeres más importantes de la industria publicitaria, Helen Lansdowne).  En 1938, cumpliendo con la ley del liderazgo, fueron los primeros en utilizar la imagen de una mujer desnuda en una campaña publicitaria. Albert B. Lasker declaraba en 1928 que “las tres cosas más importantes para la historia de la publicidad eran, el sistema de contrato de Francis Ayer, el haber contado con el genio de Kennedy y Hopkins para comprender la importancia del texto de un anuncio y la introducción del sexo en la publicidad a través del anuncio para jabón Woodbury que realizó la agencia J. Walter Thompson”.

     GatoMixta

Una idea banal, sencilla, obvia, que no se le hubiera ocurrido a nadie antes: colocar a dos gatos chinos de plástico, uno delante del otro, como si estuvieran jugando al “piedra, papel, tijera”, ponerles una voz en off y listo el anuncio. Publicis roza en sus campañas para Mixta el surrealismo, lo banal, lo notorio, lo viral, juega con el código del lenguaje publicitario y crea polémica. Mixta es una campaña post-publicitaria, para el público infoxicado del siglo XXI. No podemos descifrar datos objetivos del producto, no conocemos sus beneficios, tampoco sus características. Pero todos conocemos los anuncios, relacionamos las historias con la marca, y al revés. Y a mi personalmente me ha influenciado a la hora de decidir estudiar publicidad, más tarde crear mi alter-ego virtual, al GatoChino y todo un universo narrativo alrededor del personaje.